Noticias

Noticias, consejos y actualidad

La batería, el corazón del automóvil

La batería, el corazón del automóvil

En esos términos podríamos definir a la batería, parte fundamental en el funcionamiento de todo vehículo. Si bien el motor es el que finalmente pone en marcha al automóvil, este conjunto de componentes no podría funcionar sin el impulso inicial que le suministra la batería.

  • Las baterías cumplen la función de alimentar el motor de partida, componente que permite el encendido inicial en los motores de combustión. Para ponerlo en funcionamiento es necesario una corriente de alto voltaje, la que varía entre cientos y miles de amperes. En condiciones de frío extremo esta carga eléctrica es aún más importante para lograr encender el motor.
  • La electricidad en las baterías se genera por la acumulación de energía que se produce mediante un proceso químico. Éste se logra por la interacción entre las placas de plomo que la batería contiene en su interior y el electrolito, una mezcla líquida entre ácido sulfúrico y agua destilada.
  • Al ser un componente que emite electricidad, la batería está construida como un circuito en línea integrado por acumuladores de plomo, los que tienen un voltaje nominal de 2,12 V por unidad. Por eso, para conseguir 6 o 12 V es necesario un circuito en línea de tres o seis celdas por batería. Es por ello que los tamaños y voltajes varían dependiendo del volumen del vehículo y del motor.
  • Una vez que la batería disminuye su capacidad para encender el vehículo es posible recargarla agregando agua destilada en cada celda hasta el nivel indicado por el fabricante. Se recomienda el uso exclusivo de agua destilada, ya que no presenta minerales suceptibles de generar corrosión o sulfatar partes internas de la batería. Este tipo de procedimientos debe ser realizado sólo por servicios técnicos autorizados, pues el contenido de las baterías es altamente dañino para la piel.

Añadir comentario